El compositor J.A. Simarro me recibió con su habitual sonrisa en el salón de su casa, donde su piano reina sobre un mar de instrumentos repartidos por todas partes, de los cuales me mostró con satisfacción los primeros ukeleles que llevan su nombre y que están a punto de salir a la venta. Allí nos sentamos para hablar de la música clásica en España, sobre la que tiene una visión positiva.

Juan Antonio está convencido de que existe público para la música clásica en España, solo que el público cambia y los formatos de concierto no se están adaptando al mismo ritmo. Las necesidades cambian, el público busca una experiencia más rica que la que ofrece el formato tradicional de concierto clásico, me dice. En definitiva, el público quiere asistir a un espectáculo.

«Espectáculo es una palabra denostada en el mundo de la Música Clásica, por eso prefiero hablar de experiencia. El público tiene múltiples alternativas, el mismo espectador tiene para elegir conciertos de música pop, rock, de jazz, de cantautor… Debemos ofrecer algo similar a lo que esos conciertos ya le están dando».

Para él, una de las cosas que más valora el público actual es que los músicos se dirijan al público y expliquen las obras, no musicológicamente, sino desde un punto de vista humano. Los compositores vivos, dice, tienen la ventaja de poder explicar ellos mismos lo que les movió a componer tal o cual obra, lo que una pieza significa para ellos, en qué momento de sus vidas se encontraban. El público demanda una relación directa con los músicos, sin embargo lamenta que todavía hay directores de orquesta que en sus cursos aconsejan mantener una fría distancia. «Ese concepto tendrá que cambiar», afirma.

La conversación continuó en el patio, donde un radiante sol de invierno calentaba el banco donde nos sentamos:

«El público no busca la perfección, ese es un error que los intérpretes cometen a menudo, lo que les acartona y les distancia. Y un error frecuente de los compositores es pensar que si sus obras no gustan, el problema es del público. Y no, el error es del compositor».

¿Cómo se crea público?  Ante esta pregunta, Juan Antonio tiene una respuesta sencilla, directa y clara: la mejor manera de crear público es ofrecerle una experiencia positiva, para que cuando el concierto acabe quieran repetir. Juan Antonio sabe que lo ha conseguido cuando ve sonrisas en la boca de la gente al acabar un concierto.

Y con una sonrisa abierta me despidió el maestro Simarro. ¡Hasta la próxima y mucha suerte!


Juan Antonio Simarro es un reconocido pianista, compositor y productor musical de teatro, ballet, cine y televisión. Fue pianista acompañante de Julio Iglesias antes de dedicarse por entero a la composición y la producción, llegando a montar su propio estudio de grabación en Madrid hace ya unos años. Traslada su carácter entusiasta y vital a sus composiciones e interpretaciones. Desde hace más de veinte años se dedica exclusivamente a la música y su trayectoria no ha parado de ser ascendente, con continuas intervenciones fuera de nuestras fronteras. Recientemente ha sido nombrado compositor oficial de la “Beverly Hills Symphony”, una labor que viene a ampliar su proyección internacional. También ha sido presentador del programa concurso “Clásicos y Reverentes” de Televisión Española, un concurso de jóvenes intérpretes.

Más información sobre Juan Antonio Simarro:
Web: https://juanantoniosimarro.es/
Youtube: https://www.youtube.com/user/jaSimarro
Facebook: https://www.facebook.com/juanantoniosimarroficial/
Twitter: @JASimarro
Instagram: https://juanantoniosimarro.es/en/press/instagram/

Pin It on Pinterest

Share This

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.